Cosas que sabes, o quizás no, del acero inoxidable

La mayoría de nosotros sabemos que el acero inoxidable es una aleación del hierro con diferentes elementos químicos como el carbono. Esta cualidad es la que permite que no se oxide, una virtud que lo diferencia del resto de los metales que reaccionan con el oxígeno y la humedad, convirtiéndolo en óxido, es decir, descomponiéndolo.

Pero, quizás, no haya tantos de nosotros que sepamos que el acero inoxidable sirve para crear una enorme cantidad de objetos; desde fabricar contenedores de sustancias químicas hasta contenedores de alimentos, desde barandas para escaleras hasta componentes de maquinaria. La versatilidad de este metal también permite a las carpintería acero inoxidable la producción de cubiertas para electrodomésticos, utensilios como la cubertería de una cocina, herramientas de todo tipo e incluso mesas para cocinas industriales o para laboratorios químicos, entre otras muchas posibilidades.

Estos datos es posible que sean conocidos por todos, o por una gran cantidad de personas, pero estos que se van a poder leer a continuación, quizás logren sorprenderte, pues son curiosidades que solo las mentes más curiosas descubren.

Curiosidades del acero inoxidable

Pocos saben que el acero inoxidable tiene más utilidades que las meramente comerciales y por las cuales se conoce en este ámbito. Para empezar, cabe resaltar que entre las características que tiene este metal (resistencia a la corrosión, a las altas temperaturas y al fuego, es muy fácil de limpiar y de mantener, moderno, estético y elegante, larga durabilidad…), es un material que tiene la cualidad de expandirse y contraerse en dependencia de la temperatura a la que se somete.

Otra de sus curiosidades más sorprendentes es que es un material utilizado para la fabricación de ropa gracias a una de sus propiedades mecánicas más características, la ductilidad. Prestando un poco de atención y observando las prendas y accesorios más comunes, podremos comprobar que se encuentra en la mayoría de ellos, que muchos llevan en su composición hilo de acero inoxidable.

El magnetismo es otra de sus propiedades que más llama la atención y pocos saben que la tiene. El magnetismo en este metal irá en proporción al tipo de aleación que posea, por lo que no todos los aceros inoxidables tienen esta cualidad.

Este metal, nacido a principios del siglo XX y que revolucionó el mundo del acero debido a sus excelentes y exclusivas propiedades, sigue a la vanguardia, ya que tanto el agua usada para su construcción como el metal en sí se reciclan, lo que significa que puede considerarse un producto ecológico.

Por último, hay que resaltar que es un material utilizado por los artistas para crear esculturas que ofrecen un gran impacto visual, siendo esta otra característica de este material que en relación a su apariencia es siempre espectacular.

Obras de arte hechas en acero inoxidable

Vamos a repasar, a continuación, en nuestro empeño de resaltar las curiosidades que se localizan alrededor de este metal las esculturas más famosas del mundo creadas en acero inoxidable.

Cloud Gate

En Estados Unidos, en la ciudad de Chicago, se encuentra una de las esculturas de acero inoxidable más grande del mundo. Pesa nada menos que 98 toneladas y mide 10 metros de largo. Esta escultura pretende representar una gigantesca gota de mercurio líquido. Su popularidad se debe a la reflectividad conseguida, ya que, el artista, ha conseguido un acabado extremadamente pulido, sin junturas visibles.

Arco Gateway

También en Estados Unidos, pero en esta ocasión ubicado en la ciudad de San Luis, en el estado de Misuri. El Arco Gateway es el monumento de acero inoxidable más alto del mundo. Contiene nada menos que 804 toneladas de este material, lo que lo hace poseedor del récord mundial en cuanto a la mayor cantidad de acero utilizado para un proyecto de la historia.

El hombre de acero

Escultura de un hombre de 30 metros de acero en Sheffield, Reino Unido, construida para celebrar el centenario del descubrimiento del acero inoxidable.

Conos

Siete conos continuos es la escultura de 20 metros de largo que se localiza en Canberra, capital de Australia. Una obra de arte realizada con acero inoxidable altamente pulido, que trata de interactuar con el entorno, reflejando y distorsionando los colores y formas de los árboles que la rodean.

Otros monumentos reseñables son el Jerusalén de cabeza en Jerusalén (Israel), el Monumento a Sibelius en Helsinki (Finlandia), el espejo del cielo en Nottingham (Reino Unido) y la Unisphere en Nueva York (Estados Unidos).

LLÁMANOS
WhatsApp chat